Weblog de José Manuel Serrano

julio 13, 2009

Fragilidad humana

Filed under: Uncategorized — josemanuelserrano @ 8:45 pm

Qué frágiles somos los seres humanos. España se estremece por la muerte del bebé que, por error, fue alimentado por vía intravenosa en lugar de nasográstica en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. El director médico, Antonio Barba, anunció compungido la noticia, la justificó en un error imperdonable y se vio en su gesto la encarnación del profesional hundido y totalmente derrotado. La vida pone de vez en cuando al paso precipicios por los que caer sin remedio. El niño era hijo de la primera víctima mortal en España por el virus de la gripe H1N1, una guapísima mujer marroquí de Mdiq, muy cerca de la frontera de Ceuta. El bebé fue sacado de su madre mediante una cesárea a los siete meses de gestación. El objetivo era salvarle la vida a toda costa. Y en ello se estaba. Hasta que se ha producido el error garrafal, trágico, que ha impedido la cristalización de un milagro que sólo lo iba siendo a medias.

La periodista y escritora Rosa Montero publicó en 1998 una novela que lleva por título “La hija del caníbal”. De su texto me sobrecogió un párrafo: “La desgracia es como un mundo sin sol y sin estrellas, un mundo paralelo al que vivimos. Un día, tal vez por descuido, por azar, por torpeza, te deslizas sin querer al mundo de las sombras”. La fatalidad se ceba ahora con un hombre que hace días perdió a su mujer y ahora se queda sin su hijo, que es como quedarse sin nada. Tenemos en mi familia a una mujer que vio morir a su marido y, al poco tiempo, a su hija pequeña. Ella siempre es una referencia para nosotros. Primero, de desgracia y desolación. Luego, de lucha acompañada del gran maestro atenuante que es el paso del tiempo.

5 comentarios »

  1. 1.Esta noticia nos ha puesto los pelos de punta a todos. Podría intentar ponerme en la piel de ese padre que ha perdido a sus dos personas mas queridas en pocos días pero creo que solo a quién , por desgracia , le toca vivir eso, puede saber el dolor que se siente. Y no olvidemos a esa enfermera quien indudablemente lo debe estar pasando muy mal, a la cual le queda ese peso encima y esa culpabilidad el resto de sus días, ya no solo como profesional, porque su carrera se quedó truncada una noche en la que cometió un gran error, sino como persona porque este ERROR la marcará para siempre.
    Tengo que acordarme con estas cosas de mi padre, al que siempre oía contar que mi abuela perdío a tres de sus hijos siendo bebes , en plena postguerra en España, y cuando la medicina y los recursos tenían mucho que avanzar para llegar donde estamos. Él siempre decía que peder a un padre es lo natural, muy doloroso pero que el ciclo de la vida tiene que pasar, pero que nunca soportaría perder a un hijo porque eso no es natural.
    Como creyente que soy me resulta complicado entenderlo, Dios , Alá, o como cada uno quiera llamarlo, no debería dejar que estas cosas pasen. Pero desgraciadamente pasan y como de todo en la vida hay que sacar una lección, la mía es que tenemos que ser conscientes, cada día y pensar lo afortunados que somos por tener cerca nuestra a la familia y a todos los que nos quieren y aprender a valorar lo que de verdad importa.
    El tiempo, como tu dices, es un gran atenuante, pero no se si a ese padre le queda consuelo…
    Solo espero que Dios lo ayude a sobrellevar este difícil camino que le ha puesto delante.

    Comentario por Carolina — julio 14, 2009 @ 10:13 pm | Responder

    • – La pobre enfermera que cometió el fatal error tiene que estar destrozada. La Justicia decidirá, pero la peor condena ya la tiene encima.
      – Si Dios existe, tiene un humor negro que me declaro incapaz de comprender.
      – Perdí a mis padres y lo entendí como algo natural, aunque también es verdad que los dos murieron antes de la cuenta. Ahora tengo una hija y no quiero ni imaginarme… No quiero ni hablar de ello.
      – Muy buen texto, campeonito.

      Comentario por Guillermo — julio 15, 2009 @ 9:30 am | Responder

  2. No, los humanos no somos nada frágiles. Dice el adagio caló: “que Dios no te mande lo que eres capaz de aguantá”. Lo que sí es efímera es la suerte. Desde esa brisa que nos da en la cara y todo parece ir bien y todo huele a mar tranquilo de noches de verano, y que rápido, como en el estrecho, se torna en levantera y no deja títere con cabeza.

    En cualquier caso, pena de la guapa morita y del bebé, que aunque lo tenía muy difícil desde antes de nacer, quería vivir. La mala suerte, ese guiño del destino, quiso que acabase su corta vida. Ahora dos desgracias, dos desgraciados. El joven marido-padre y la enfermera, que ya nunca será la misma.

    Abundancia larga de papeles: prensa y abogados; indemnización y destitución.

    De aquí a dos años, las dos penas, los dos desgraciados, serán muy distintos.

    Comentario por Antonio — julio 15, 2009 @ 11:31 pm | Responder

  3. Sentí mucha pena y dolor al conocer la noticia. Soy padre desde hace un año y no pude reprimir las lágrimas al pensar el dolor tan grande que debe sentir ese padre.Es una desgracia mayúscula, un fatal desenlace provocado por un error humano. Resulta impensable que a estas alturas, algo así pueda sucederle a un bebé, que está siendo cuidado en una unidad de élite, de un hospital del primer mundo. Por más que lo pienso, me resulta incríble que ésto pueda llegar a ocurrir. Ahora depurarán responsabilidades contra la enfermera que cometió el error fatal, será ella la encargada de expiar las culpas por lo sucedido, porque, a estas alturas, no me imagino yo a quien correspondería hacerlo,poniendo en la calle, que es donde debería estar, al responsable del hospital; menos aún, si con ello pudiese ponerse en cuestión, el funcionamiento de la sanidad madrileña. Asco de política española.

    Comentario por Rafa — julio 16, 2009 @ 7:13 pm | Responder

  4. Lo siento muchísimo por el padre, pero no puedo remediar tener en mente a la enfermera.
    Espero que no recaigan todas las culpas sobre ella y esto sirva para que cambien muchas cosas de los hospitales españoles.

    Comentario por Inma — julio 20, 2009 @ 10:22 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: